Menú Principal
14 de octubre de 2019

“Debemos reinventarnos siempre para que la comunidad perciba que mejoramos la atención de usuarios”

Un llamado al fortalecimiento de las cualidades personales que afianzaron un equipo de trabajo sólido y a retomar aquellas tradiciones y prácticas laborales que confirieron identidad a esta histórica unidad asistencial formuló la Directora (S) del Hospital Regional de Antofagasta, Doctora Yoselyn Castillo, durante la conmemoración del “Día del Hospital”.

Este recinto asistencial desarrolló una significativa ceremonia en la que se reconocieron los esfuerzos personales y grupales para el cumplimiento de las metas ministeriales. La autoridad hospitalaria enfatizó que, además de los logros en gestión, existe un compromiso superior centrado en el paciente y usuario, “quienes deben percibir que estamos preocupados por mejor nuestros servicios, nuestra atención”.

Destacó la adhesión de funcionarios de todas las unidades y servicios en el acto central, desarrollado en el auditorio de este establecimiento de salud, y en el cual estuvo presente el Director del Servicio de Salud Antofagasta, Juan Urrutia.

Yoselyn Castillo y Juan Urrutia coincidieron en que el “Día del Hospital” constituye un momento de alegría y también profunda reflexión sobre la noble tarea de entregar salud, de mejorar y prolongar la vida de los pacientes, no importando edad, sexo o condición social, lo que se cumple en forma ininterrumpida todos los días del año, las 24 horas del día.

También es el escenario propicio para testimoniar y reconocer el compromiso, responsabilidad y dedicación de los funcionarios del HRA, quienes entregar lo mejor de sí, para mejorar la salud de los antofagastinos y pacientes de la macro zona norte.

Distinciones y reconocimientos

Se entregó el Premio al Mérito Carlos Vega Julio a la funcionaria de la Unidad de Emergencia, Lidia Lazcano Barraza, quien, además, es dirigente de FENTESS.

El Premio al Mérito Dr. Galvarino Rossi, recayó en Adriana Carmona Campusano, de la Unidad de Abastecimiento, con una trayectoria de 24 años en el HRA. También recibió la misma distinción Marión Cuevas Jiménez, del Departamento de Calidad de Vida Laboral y directora de los dispositivos de Cuidados Infantiles, más de 25 años de trabajo.

Cinco funcionarios fueron destacados como los mejores compañeros: Dagoberto Aroca Vargas, Subdirección Administrativa; Claudia Vera Silva, Subdirección Gestión y Desarrollo de Personas; Paulina Llimy Ruiz, Subdirección de Concesiones; Sindel Neira Velásquez, Subdirección de Enfermería y Yasna Sánchez Aguilar, Subdirección de Matronería.

Los participantes de los concursos de fotografía y cuentos fueron reconocidos públicamente: Rachel Rivera Velásquez, Sandra Araya Araya, Sandra Zenis Flores, Danilo Gómez Castillo, Jasmin Casanga y Yaritza Carmona.

Por 30 años de servicios destacaron: Nibaldo Macaya García, Operaciones; Patricia Morgado Pizarro, Alimentación; Dilia Ahumada Ramos, Alimentación; Iván Pizarro Rivera, Neonatología; Claudio Pérez Tapia, Neonatología, Abel Barraza Gómez, Diálisis; Maritza Verdejo, Maternal; Mabel Hernández Vidal, Especialidades; Elizabeth Lagos Vargas, Especialidades; Patria Rojas Silva, COSAM Central; Ramón Jorquera Rojas, Operaciones; Rosa Villablanca Ruiz, Imagenología; Jacqueline Alvarez López, Medicina Interna; Suisana Hirsch Rodríguez, Neonatología; Sergio Barruel Maldonado, UCI; Angelica Letelier Aliaga, Pabellón; Rosana Verdejo Maluenda, Pabellón; Marta Ponce Parra, Emergencia; Claudio Vera Williams, Emergencia; Elizabert González Medalla, Archivo; Ismia Barrientos Alvarado, Control; Marianela Escobar Arguedas, Maternidad; Erika Zamora Frías, Pediatría; Cecilia Vargas Estay, Neonatología; Patricia Gallardo Barría, Neonatología y Verónica Contreras Toro, UCI Pediátrica.

Los médicos con 30 años de servicios fueron: Sergio Otaiza Oryan, Thea Gill Alliu, Oreste Moreno Espinoza, Antonio Cárdenas Tadich, Carlos Aravena Magana, Hugo Benítez Cáceres y Mirko Castillo Ljubetic.

Un cierre a la altura de un completo programa La ceremonia de premiación constituyó el epílogo de un calendario de actividades sociales, culturales, deportivas, familiares y recreativas, desarrolladas durante septiembre y octubre y cuya finalidad fue propiciar la integración y participación de la comunidad hospitalaria, además de reconocer la labor que, día a día, realizan los funcionarios de los distintos estamentos.