Menú Principal
30 de enero de 2024

TÉCNICA DE OZAKI: INNOVADORA CIRUGÍA LLEGÓ AL HRA PARA CAMBIAR LA VIDA DE JOVEN DE 18 AÑOS

 

En un esperanzador giro médico, el Hospital Regional de Antofagasta (HRA) abrió sus puertas a la implementación de una innovadora técnica de cirugía cardiovascular, recibiendo al Dr. Enrique Seguel, destacado cirujano cardiovascular y jefe del Servicio de Cardiocirugía del Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción, quien visitó el centro de salud, atendiendo la invitación cursada por el Dr. Javier Labbé, jefe de Cirugía Cardiovascular del HRA.

El encuentro y planificación

Con el objetivo de aprovechar los conocimientos de Seguel en esta revolucionaria técnica que podría cambiar el juego en el tratamiento de la enfermedad valvular aórtica y aplicarla en un joven de 18 años que padece de cardiopatías congénitas, los especialistas analizaron el caso y acordaron realizar el procedimiento quirúrgico en Antofagasta, facilitando así la atención del paciente y al mismo tiempo capacitar a especialistas locales.

“Estoy aquí por una invitación del Dr. Javier Labbé para tratar de utilizar esta técnica innovadora en el tratamiento de la enfermedad valvular aórtica en un paciente joven que requiere un cambio de su válvula”, apuntó el Dr. Enrique Seguel.

La Técnica de Ozaki: ¿en qué consiste?

La técnica de Ozaki implica la creación de una nueva válvula cardíaca utilizando los propios tejidos del paciente, específicamente una membrana llamada pericardio que cubre el corazón. En términos sencillos, el objetivo es proporcionar una solución duradera a la enfermedad valvular aórtica, especialmente en pacientes jóvenes como el caso de este paciente antofagastino de 18 años con una anomalía congénita en su válvula.

“Esta técnica se llama neocuspidización con pericardio autólogo, pero el autor de ella es un doctor japonés de apellido Ozaki, así que la llamamos técnica de Ozaki en honor a su inventor”, explicó el especialista de Concepción.

Beneficios para el Paciente Joven: Más Allá de la Longevidad de la Válvula

El Dr. Seguel explica que, en este caso específico, la técnica de Ozaki ofrece una alternativa valiosa a las prótesis convencionales. Mientras que las prótesis actuales tienen limitaciones en cuanto a durabilidad y requerimientos de anticoagulación, esta técnica promete mayores beneficios a largo plazo y la eliminación de la necesidad de tratamiento anticoagulante.

“Es por eso que, para este paciente en particular, esta nueva técnica ofrece una alternativa que podría tener mayores beneficios que las prótesis actuales, tomando en cuenta la edad del caballero y el potencial futuro que podría tener luego de la operación”, aseguró Seguel.

Capacitación y Experiencia: La Clave del Éxito para pacientes del HRA

Después de conocer la técnica en teoría, el jefe del Servicio de Cardiocirugía del Hospital Grant Benavente de Concepción recibió capacitación de un experto estadounidense. Tras un curso de formación y la acumulación de experiencia con más de 50 pacientes en la región del Biobío, la técnica se ha convertido en una herramienta confiable en su arsenal médico.

“En nuestro caso, conocimos la técnica hace varios años, primero en forma teórica y después un profesor norteamericano fue a Concepción a enseñarnos la ejecución. Hasta el momento, ya hemos implementado esta cirugía en más de 50 pacientes con resultados exitosos y prometedores”, expresó el Dr. Enrique Seguel

El Futuro de la Cirugía Cardíaca en Antofagasta

Respecto de este caso, el Dr. Javier Labbé enfatizó que la capacitación en esta nueva técnica no solo beneficia al paciente joven en cuestión, sino que también amplía las posibilidades para otros pacientes en la macrozona norte del país. Destaca que estas técnicas pueden aplicarse en una variedad de casos, desde destrucción valvular hasta reparaciones en disecciones aórticas.

“Cada vez más vemos como los pacientes más jóvenes están presentando cardiopatías, quizás por mayor acceso a diagnóstico a veces, o por sus condiciones de vida. Por lo tanto, tenemos que estar al día de las nuevas técnicas y evaluando las posibilidades de aplicación según cada caso como corresponda”, confirmó Labbé.

“En el fondo esto es el complemento a muchas técnicas que desarrollamos en este hospital para poder tener un abanico de posibilidades lo más amplio posible para atender las patologías de todo el norte de Chile”, comentó el cirujano cardiovascular del HRA.

 

Un Mensaje de Esperanza para los cardiópatas

El Dr. Seguel subrayó que, aunque la técnica de Ozaki puede ser más demandante que otros tipos de cirugías, los resultados son notables y se asemejan a una válvula nativa.

Ambos médicos, Seguel y Labbé, expresaron su satisfacción con el procedimiento realizado, el cual tuvo un resultado exitoso y confían que el mismo represente una mejor expectativa de vida para este joven, quien ya inició su fase de recuperación postoperatoria y en un breve lapso podrá retomar su vida con normalidad.

“Esta válvula tiene también la particularidad de que no tiene stent, por lo tanto, da mayor amplitud a la salida del corazón, es decir, ayuda a mejorar el flujo sanguíneo. Tiene como la puerta más grande de salida. Por lo tanto, eso es mejor para el corazón porque trabaja menos. Entonces, pacientes que quizás tienen la puerta muy pequeñita, si uno le pone una estructura, la achica más, entonces, estos pacientes también se pueden ver beneficiados con esta técnica”, explicó Labbé.

En definitiva, esta colaboración médica no solo representa un avance en capacitación de cirugías cardíacas, sino que también refleja el compromiso del Hospital Regional de Antofagasta en ofrecer opciones innovadoras de tratamientos a sus usuarios.